Reintegración Responsable
 
Estimada familia de IBSJC:
 
Seguimos enfrentando tiempos sin precedentes en el mundo actual. Estos tiempos no han sorprendido a Dios y nosotros confiamos plenamente en su gobierno absoluto y en su sabiduría eterna. Su providencia, sin embargo, nos ha resultado inusual por varias razones. Los lineamientos nacionales y estatales están en un estado de flujo constante. Lo mismo se puede decir acerca del sentido de urgencia de la pandemia y la estrategia comunitaria para la mitigación de la infección. Nuestras perspectivas y pensamientos, además, no siempre concuerdan en cuanto a las medidas que cada familia siente obligada a tomar para su propia protección y bienestar. La incertidumbre que nos rodea hace más difícil que nosotros tomemos decisiones necesarias y prudentes que sean acordadas por todos.
 
Esta no es la primera vez en que el Pueblo de Dios se ha enfrentado a la incertidumbre. Cada vez que ha sucedido, los hijos de Dios se aferran a la única cosa que es completamente cierta, o sea, se aferran a la Palabra de Dios. La Palabra de Dios nos requiere amar supremamente a Dios y amar intencionadamente a las personas (Deuteronomio 6:4). Es de un corazón apasionado por Dios y por su pueblo que los ancianos de IBSJC, en coordinación con los ancianos de Calvary Bible Church, han elaborado un plan para reintegrarnos como el cuerpo de Cristo con el fin de adorar juntos a Dios. Al elaborar este plan hemos intentado balancear los lineamientos estatales y locales de una manera en que nos aseguremos de llenar las expectativas de todos los miembros para asegurar una experiencia segura.
 
Entendemos que no nos será posible elaborar un plan que cumpla con las expectativas de todos. Entendemos que hay quienes piensan que debemos reanudar actividades como si nunca hubiera habido un coronavirus y otros quienes piensan que debemos ser mucho más cautelosos para evitar un segundo brote. Valoramos ambas perspectivas e intentamos lograr una reintegración que respete los dos puntos de vista. Nuestro objetivo ha sido de utilizar los lineamientos más recomendables para mitigar la infección que al mismo tiempo nos permitirá reunirnos juntos como el pueblo de Dios. La Palabra de Dios nos dice que habitar juntos la Casa de Dios trae beneficios al alma (Salmo 133:1). Creemos que con un plan bien elaborada, podemos lograr reunirnos juntos de forma regular y a la vez proteger la salud de todos. Pero, para lograrlo necesitamos la ayuda de todos. Nuestra oración es que cada familia y cada individuo asuma una responsabilidad personal sabia para determinar la opción más apropiada para ellos mismos y para su familia. Si por cualquier razón usted se siente incómodo con el plan presentado en este documento, queremos animarle a permanecer en su casa hasta que su conciencia le dicte de otra forma. Los pastores de la iglesia se comprometen a incitar en la congregación gracia y comprensión mutua recordando a todos que nuestra ética suprema es de soportarnos los unos a los otros y mostrar compasión y comprensión a cada uno de nuestros hermanos en Cristo (Colosenses 3:13).
 
Nuestras Metas
  1. Proveer un espacio seguro para la adoración.
  2. Planificar e implementar en el Espíritu de Cristo con unanimidad gozosa.
  3. Restaurar nuestras estructuras normales de forma gradual un paso a la vez.
 
 
Nuestra Motivación por Reintegrarnos
  1. La iglesia adora de manera corporativa. La iglesia no es algo que se hace, la iglesia es lo que somos (1 Corintios 12).
  2. Para llevar a cabo con plenitud los mandamientos sobre nuestras acciones los unos para con los otros en el Nuevo Testamento es necesario que tengamos algún tiempo de comunión física (Hebreos 10:24-25).
  3. Necesitamos permanecer en la Palabra de Dios por medio de la lectura, la oración, la predicación y el canto público (Colosenses 3:16).
  4. Necesitamos de la comunión en la iglesia para consolar nuestras almas y para cumplir las ordenanzas de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 11).  
Los Deberes de los Líderes
  • Todos los servicios se seguirán transmitiendo por los medios tecnológicos implementados durante la cuarentena.
  • Nos reintegraremos en dos servicios dominicales: el servicio matutino a las 11:00am y el servicio vespertino a las 5:30pm.
  • Nuestra meta es de reintegrarnos el domingo 7 de junio.
  • La capacidad en nuestro santuario se limitará a unas 30 personas. Las sillas se configurarán de manera que exista una distancia de al menos 6 pies entre cada familia.
  • Les pedimos a los hermanos que deseen asistir físicamente durante el servicio matutino a considerar asistir virtualmente el servicio vespertino y viceversa.
  • No habrá escuela dominical para los niños en ninguno de los dos servicios durante al menos el mes de junio.
  • El orden del servicio será abreviado tanto en el servicio matutino como en el servicio vespertino.
  • Habrá en la iglesia desinfectante de mano para su uso regular. Se le pide a cada familia que traiga su propio desinfectante si tiene para asegurar que haya suficiente para todos.
  • El uso de los baños se limitará a los dos baños más cercano a nuestra área. Se pide que no haya más de dos personas en el baño al mismo tiempo. Los bebederos de agua permanecerán apagados.
 
 
Los Deberes de los Miembros
  • Trátense los unos a los otros con gracia, bondad y comprensión sabiendo que algunos tiene una perspectiva distinta a la suya de lo que es seguro y apropiado.
  • Recomendamos el uso de mascarillas.
  • Los niños pequeños no necesitan usar mascarilla.
  • Durante los cantos congregacionales, le pedimos a todos los que deseen cantar que usen mascarilla u otro cobertor de boca.
  • Los miembros entrarán por las puertas laterales que dan directamente a nuestra área y saldrán por las puertas principales que dan a la cocina.
  • Les animamos a saludarse, a bendecirse y a convivir manteniendo una distancia social apropiada. Les animamos a congregarse en grupos de menos de 10 personas y a usar los espacios del exterior del edificio para conversar.
  • Les animamos a traer sus propias botellas de aguas o termos con café.
 
Observaciones Adicionales
  • Si alguien tiene algún problema crónico de salud, si padece de alta presión, enfermedad pulmonar crónica, diabetes, asma y otros trastornos del sistema inmunológico recomendamos que esas personas sigan asistiendo a los servicios en sus casas.
  • Si desarrolla síntomas tales como una tos anormal, fiebre, estornudo o falta de aire, recomendamos que permanezca en casa.
  • Si ha recibido un examen de COVID-19 y ha salido positivo, le recomendamos que permanezca en su casa por al menos dos domingos consecutivos después de haber sido notificado los resultados de su examen.
  • Tendremos una caja con candado a la salida de nuestra área. Les pedimos que coloquen allí su ofrenda al salir del edificio. Estamos explorando métodos electrónicos de dar su ofrenda y le tendremos más detalles en el trascurso del mes.  
  • Esta primera fase de reintegración durará al menos un mes. Después del mes de junio los ancianos volverán a asesorar la situación para ver la posibilidad de abrir otros servicios y actividades de la iglesia.
Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo de Columbus

Comuníquese con nosotros

3865 N High St

Columbus OH 43223-3613

@2023 by Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo de Columbus.

  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon